El tratamiento sin control de los residuos electrónicos produce efectos cancerígenos

.